Boletines

Asuntos!

Paradoja

Por Alejandra Antuña (EOL)

Muy tempranamente, en el texto "Los complejos familiares en la formación del individuo" (1938), Lacan destaca cómo la historia de la familia en la civilización occidental muestra una "contracción": la antigua institución familiar se ve reemplazada por la familia conyugal y es así como, por una contingencia de orden histórico, la familia parece estar basada en un orden "natural" y biológico. La historia de la familia a partir de determinado momento estará asociada entonces a la historia del matrimonio, dirá Lacan.[1] Hoy tenemos que plantearlo de forma mucho más amplia: la historia de la familia dependerá de la manera en cómo se enlazan o se desenlazan las parejas y sabemos que esto en la actualidad está comandado no por la tradición o los ideales sino por el encuentro de los modos de goce, lo que implica una gran variedad de uniones. Ante esta diversidad y las posibilidades que dan los avances de las técnicas reproductivas, e incluso la adopción, ¿cómo seguir sosteniendo un fundamento de orden biológico para la familia? Sin embargo…

Eric Laurent destaca esta paradoja: dada la puesta en cuestión de los significantes amo de otrora que produce la época, queda al descubierto el carácter ficcional de los lazos familiares y sociales y, justo allí, en esa proliferación de ficciones se observa el sostenimiento de la creencia de una dimensión natural de la familia.[2] Es esa "conexión biológica" lo que esta pareja quiere asegurarse, no sin un tinte incestuoso, olvidando que la filiación es un acto que pertenece enteramente al registro de lo simbólico.

NOTAS

  1. Lacan, J. (2012), Los complejos familiares en la formación del individuo, Otros escritos, Buenos Aires: Paidós, pp. 33-37.
  2. Laurent, E. (2016), Análisis de niños y la pasión familiar, Enlaces 22, Buenos Aires: Grama, octubre de 2016.