Boletines

Asuntos!

¿Un bebé genéticamente incestuoso?

Por Antonio Beneti (EBP)

Ah... los nostálgicos freudianos no resistirían a un diagnóstico: "¡Incesto desplazado!". Metonímico, diríamos con el Lacan del "Inconsciente estructurado como lenguaje"... Incesto frecuente, hoy más que nunca, sin efectos de escándalo cuando, con frecuencia cada vez mayor, recibimos en nuestra clínica de cada día, el relato de relaciones sexuales consentidas entre hermanos preadolescentes o adolescentes.

Pero, en tiempos de ineficacia o de declive del Orden simbólico en la contemporaneidad, el Saber imaginario, desordenado, del estadio del espejo, hace su retorno en lo contemporáneo, con estatuto de real. Estatuto paranoico del Yo.

La cuestión, parece ir más allá, atingiendo la dimensión de un goce "nazista"... un goce racista genético, en el intento de una forclusión genética de la diferencia en ese campo: ningún DNA extraño, ningún real que introduzca una diferencia o un desencuentro que puedan causar sorpresa y dificultad con un cero de saber hacer ahí.

Con Lacan, encontramos en ese caso el testimonio paranoico de un intento "científico" de hacer existir La relación sexual que no existe y producir un Otro que no existe bajo la forma de un bebé formateado genéticamente.

Traducción: Paola Salinas