Boletines

Asuntos!

La ciencia, la lógica y el amor

Por Cristina Silveira Duba (EBP)

La pasión familiar estrecha a estos tres jóvenes soñadores contemporáneos en un sueño común: hacer de la ciencia una inventora de niños a la medida de los deseos de los padres y madres multiplicados, divididos, replicados.

¿Por qué no?

¿Se sigue el viejo sueño revivido de interferir en la vida, escribir una vida con la forma de una ficción científica, y luego apostar que de allí pueda surgir una novela familiar, una nueva ficción para el agujero real, para el imposible que siempre retorna al mismo lugar?

De Frankenstein a Blade Runner, la pregunta por el padre es una pregunta sobre el origen, que pasa a lo largo de las proliferaciones de la ciencia y de las tecnologías de la vida. Pero que no puede prescindir del recubrimiento del amor.

Dos cosas siguen siendo intrigantes en esta pequeña historia: que estos jóvenes no pueden hacer sin el consentimiento de sus padres y cultivar esta creencia ingenua infantil en la adecuada relación de la ciencia con el cuerpo vivo real y su origen, genética reducida a la escritura.